Hace un par de semanas, un compañero que se ha pasado al lado de las metodologías ágiles -desde un punto de vista teórico- me preguntó: Si todo esto suena tan bien, ¿por qué no lo usamos?¿por qué tiene resistencia?

Se me ocurrió una respuesta demasiado rápida, quizás, me vino a la mente la excelente charla de Xavier Albaladejo de Mango en ITSM: Requiere gente que piense. No solo hace falta que los líderes piensen, o que los técnicos piensen… es algo más.

Aplicar una metodología ágil es complejo, implica un cambio cultural grande, todas estas cosas que ya todos sabemos porque todos aplicamos muy bien las metodologías ágiles (modo ironía)…

Ahora hablando en serio: aplicar una metodología ágil requiere de cambios culturales que pueden ser complejos en según que empresas.

  • Requiere de líderes que dejen de inmiscuirse en el día a día del equipo y que PIENSEN en los siguientes pasos, en las evoluciones, en el futuro.
  • Requiere de equipos con COMPROMISO y esto es jodido complicado: conseguir personas comprometidas constantemente en conseguir objetivos, en mejorarse a sí mismos y a los equipos no es fácil porque hay gente que quiere dice aquello de “me pagan por trabajar, no por pensar“.
  • Requiere de una estructura jerárquica sencilla, de que el poder de decisión esté lo más bajo posible y de que haya relaciones de CONFIANZA.

Lo fastidiado de COMPROMETERSE, PENSAR, CONFIAR, es que son factores culturales personales, y si bien una organización puede fomentar esos valores, el hecho de decir que se aplica tal o cual framework no hace que la cultura cambie (en el corto plazo).

Por eso hay resistencia a la agilidad, por eso hay empresas en las que no es aplicable y por eso muchas en las que dicen que se aplica se quedan a medias (y tienen project managers que hacen agilidad: OMG)

Entonces vino la pregunta difícil a mi colega, ¿Qué harías tú si fueras el scrum master de este equipo? ¿Cómo afrontarías que algún compañero/a no contribuyese al resto? ¿Qué preguntas incómodas harías? (más allá de las resabiadas “que ha ido bien/mal/podemos mejorar”). Porque va de eso: va de pensar… mucho.